The Tearoom: La reivindicacion del cruising

The Tearoom: La reivindicacion del cruising

Buenas las tengan y mejor las estén pasando chaviza gaymer, el día de hoy les traigo el análisis de un juego llamado “The Tearoom”, al cual debemos de prestarle mucha atención y no solamente por que da la oportunidad de hacer cruising (si yo se que tu sabes que es eso, no te hagas!!!) sin salir de casa, sin mas preámbulos comenzamos.

Lugar, Ohio, año, 1962, la policía de la ciudad llevaba a cabo una serie de arrestos autoritarios de hombres homosexuales que tenían relaciones en baños públicos, en torno a esta temática gira el nuevo juego de Robert Yang.

En un principio nos pudiera parecer un juego que entra directo a la idea del porno (y vaya que tendríamos razones para ello) sin embargo hay un ligero, ínfimo, insignificante detalle que nos hará preguntarnos “!¿Que demonios?¡”, y este es que los personajes a quienes tendremos que seducir en nuestra estadía en el baño publico no tienen penes sino pistolas entre sus piernas, si, así como lo leen, cuando voltees a ver a la persona que estará en el mingitorio de a un lado podrás ver, literalmente, que tan “bien armado” esta (entendieron? hahahaha thats, sex reference).

Podrás ver de todo, pistolas, escopetas, rifles, etc. etc. pero ¿que es lo que espera lograr Yang con esta referencia?, bueno, en sus palabras:

Hoy en 2017, la policía sigue teniendo como objetivo a los hombres que tienen sexo con hombres y en los videojuegos, todavía tengo que lidiar con conceptos como Twitch, que prohíbe mis juegos gay basándose en un juicio secreto, como si fueran la puta policía del juego. Así que para apaciguar a este complejo opresivo conservador de videojuegos, he cambiado los “molestos” penes en mi juego por lo único que la industria nunca moderará ni prohibirá, las armas. No hay nada malo con chicos apreciando las armas de otros chicos, ¿verdad?

Hay que entender esto como una analogía, el juego se realizo como una forma reivindicativa de mostrar como se trataba a la comunidad gay en esos tiempos ya que, generalmente, cuando un hombre homosexual era atrapado por lo que conoceríamos como delitos contra la moral, se le sentenciaba a un año de prisión o se le mandaba al psiquiátrico, y ahora Yang nos dice que, en un videojuego, pueden mostrarse violencia gráfica llegando al “Gore” como en  Evil Within o Agony y, mas aun, esto puede ser transmitido en vivo, pero algo como un pene es inconcebible que pueda aparecer explicitamente en los medios de streaming.

Invito a los lectores que quiera probar el juego, que ademas es gratuito, que piensen en esto mientras le hacen un blow job al revolver del chico de la cabina de al lado ( ojo también se vale probarlo por morbo, no se niega esa posibilidad 😀 )

Muchas gracias por leer mis artículos y prometo escribir mas seguido, les mando besos y abrazos y recuerden que los quiero musho :3

Esta es la liga a la web oficial:
The Tearoom

Y aquí un pequeño gameplay, disfrútenlo:

3 thoughts on “The Tearoom: La reivindicacion del cruising

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *