RESEÑA THE EVIL WITHIN 2

RESEÑA THE EVIL WITHIN 2

Hace un par de días salió The evil Within 2, un juego del género Survival Horror que se centra en Sebastián Castellanos y la búsqueda de su hija Lili en una ciudad imaginaria llamada Unión, para encontrar a su hija deberá atravesar la ciudad, enemigos y demás aberraciones creadas a partir del conflicto por quitarle el poder a Lili para controlar Unión.

Es un hecho que muchos de los juegos actuales y de gran éxito o reconocimiento se han enfocado en la exploración y mundos “abiertos”, si esto no vendiera no fuera tendencia, el problema sucede cuando genera estragos en el género Survival Horror, los escenarios lúgubres y sofocantes han pasado a ser un día de campo. Un ejemplo es el ya mencionado juego, en el que la exploración no funciona y deja en segundo plano el argumento de la historia. Tomaron el riesgo de abarcar el género acción-aventura, y no les favoreció en lo más mínimo cuando se trataba de un juego que aborda temas sobre la culpa, la obsesión y amor.

The Evil Within 2 es un juego bríllate muy apegado a la tradición de Silent Hill, pero que pasa casi desapercibida por su modo de juego, que no es malo, si fuera un Tomb Raider o Fallout. La jugabilidad es torpe, lo cual sería aceptable si le juego quisiera mantenerte en suspenso y los combates fueran en espacios cerrados, pero cuando se trata de escenarios grandes como el tamaño de una cuadra no funciona incluso se vuelve desesperante no por el miedo sino porque se vuelve de ensayo y error. Si bien en la primera entrega funciona muy bien debido a la naturaleza de escenarios claustrofóbicos enfocados en el terror oriental, en esta segunda entrega no se siente igual, es mas no se siente el pánico en gran parte del juego y cuando lo logran hacer el juego te recuerda que estas en un mundo casi abierto y no hay problema con los enemigos porque puedes correr a un arbusto y pasas desapercibido. El combate es opcional, pero si quieres mejorar el árbol de habilidades se vuelve imprescindible, en este caso el sigilo es una manera de combatir permitiendo el ahorro de salud y escasa munición, aunque al principio es bastante frustrante.

Las diferencias entre este y la primera entrega se pueden resumir en: escenarios abiertos, interacciones con otros personajes, la exploración y el combate opcional. Para no hacer esta reseña más larga pasare al punto más importante del juego la narrativa. Anteriormente, cuando la narrativa de un juego es acerca de la culpa se hace uso de filtros fríos y oscuros junto con una mutabilidad torpe que ponga al jugador en los zapatos del protagonista, en The Evil Within 2 sucede algo curiosos ya que en algunos momentos no termina de cohesionar los tópicos que trata y el modo de juego. Un ejemplo de cómo cohesionar estos factores esta Silent Hill, recorremos una ciudad sin vida, casas vacías y la neblina que no te permiten ver más allá de unos metros, logran generar una atmosfera de suspenso. TEW2 intenta hacerlo, pero no lo logra dado que la atmosfera está enfocada a un juego de acción-aventura; espacios amplios de combate, basta iluminación y exploración para encontrar objetos de mejoras. Pero no todo es tan malo, hay momentos en los que el miedo se siente real y son precisamente estos cambios los van de acuerdo a la narrativa, como sucede con la máscara de gas, si esto hubiera sucedió más veces entonces resentiría la culpa del protagonista. El máximo error es una narrativa que quiere que sintamos lastima o que citamos la culpa que el protagonista pero que no lo logra cuando tienes que enfrentarte a 6 enemigos a la vez en un espacio abierto, no se sienten las emociones del protagonista, quizá se logre casi al final del juego.

 

Me parece que, si una narrativa quiere tomar en serio temas como el perdón de uno mismo, el odio por quien se es, el narcisismo, la obsesión por alguien más y la culpa que genera el pasado, entonces es algo que se toma en serio, entonces se apoya de una jugabilidad simple (porque no quieres que el jugador huya de sus conflictos, sino que los enfrente), TEW2 lo logra en momentos muy cortos, pero en gran parte del juego se queda en la superficie, no logra ir mas allá. El juego es bastante entretenido, bueno en ciertas partes y excelente en otras pocas, y este es problema, me parece que es un juego que pudo haber logrado muchísimo más de lo que nos dio, sin tomar en cuenta los malos gráficos. Pareciera ser que The evil Within 2 es una víctima más de las tendencias de venta, tuvo el potencial argumental y narrativo, pero fue cambiado por una jugabilidad barata y muy usada. Aclaro, el juego no es malo y no digo que no se debe jugar, de hecho, es bastante entretenido y si tienes la oportunidad de jugarlo no dudes en hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *