Avengers: Infinity War

Cosechas lo que siembras, dicen por ahí, y Estudios Marvel ha sembrado durante 10 años uno de los proyectos cinematográficos más ambiciosos hasta ahora en la historia del cine.

Hacer un resumen sin spoilers es casi imposible, así que esta reseña se limitará a describir la premisa: la película va de un grupo de superhéroes que deben enfrentan la amenaza de un súper muy poderoso llamado Thanos, los personajes se dividen en equipos casi de manera fortuita y deben luchar desde desde el flanco donde se encuentran.  Infinity War es sin duda alguna, entretenimiento en estado puro, no solo por lo que ha logrado visualmente, sino porque ha venido trabajando a cada uno de sus personajes en cada película, estos están bien construidos y argumentado, lo que suele provocar que el espectador se identifique con ellos, lo que pareciera ser que en está película el protagonista es Thanos.

Avengers Infinity War, un espectáculo que evoca diversas y encontradas emociones, desde la felicidad hasta la tristeza, todas estas emociones provocadas por los giros de tuerca son lo que hacen grande a la película. La película es épica desde el comienzo, algo parecido a Harry Potter and the Deathly Hallows Part 2 (Yates, 2011), no hay tiempo para detener la historia excepto cuando hay pequeños momentos de drama para dar sentido a las motivaciones de los personajes. Una trama sólida, pero peca de ser fugaz, el ritmo es algo rápido, lo cual es entendible dado que contar una historia que enlace 18 historias en menos de 3 horas no es tarea fácil. Se podría hacer un análisis profundo sobre la forma, sus personajes, lo técnicamente bien ejecutada y sobre todo que se disfruta cada segundo de la historia, pero es claro que está película no pretende ser autoreflexiva o profunda en algún aspecto de la existencia humana, pero eso no le quita el mérito de ser todo un acontecimiento en la historia del cine, si epicidad puede ser equiparable a l qué logro la trilogía The Lord of the Rings (Jackson, 2001) es un acontecimiento generacional.

La película es altamente recomendable para todo tipo de público, en definitiva, lo mejor sería que el espectador la vea por sí mismo y experimente lo que ofrecer la película.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.