The meg (Megalodon)

Actualmente, el cine de monstruos, tanto en fantasía como en ciencia ficción, han pasado por grandes cambios reflejados en el uso de prostáticos y el CGI, todo con el propósito de satisfacer las exigencias de un espectador que pide realismo y al mismo tiempo le genere alguna de sensación.

The Meg (Turteltaub, 2018) nos narra la historia de un grupo de científicos que descubren el lugar más profundo del mar, en su intento por explorarlo liberan a un megalodon y se darán a la tarea de matarlo. Desde que comienza la película el megalodon es el motor de la trama, que conforme avanza se vuelve contradictoria tanto en el monstruo como en los personajes. Si bien la intención de la película no es generar alguna reflexión sobre el uso de la tecnología en la investigación científica, se plantea en un mundo tecnológico casi futurista que termina por relegar en su intento por la espectacularidad, el problema es que también falla en este intento, haciendo uso de efectos especiales que recuerda la saga de Sharknado (Guajardo, 3013).

The Meg (Turteltaub, 2018) pareciera ser que intenta aspirar a ser un remake mal logrado de Jaws (Spielberg, 1975) no solo por el mismo concepto de un monstruo marino que va por ahí matando gente, sino por las claras referencias en los encuadres y secuencias de la película original. Con una trama forzada en la espectacularidad del monstruo, actuaciones planas que incluso el protagonista Jonas Taylor (Jason Statham) pareciera ser una extensión del personaje que interpreta rápidos y furiosos, sumando en un argumento contradictorio, hacen de esta película un tanto predecible. A pesar de que se tiene la idea de que son películas a las que no les debe exigir calidad por el simple hecho de ser “palomera”, recordemos que películas como Jaws (Spielberg, 1975) o The Water Horse: Legend of the Deep (Russell, 2007) han sabido contar historias en equilibrio de la acción y la espectacularidad utilizando un bajo presupuesto.

Con lo anterior reflexionado cabe hacerse la pregunta si ¿Es necesario más películas de esta calidad? Y en todo caso de que sean necesarias ¿Qué les haría falta para hacer evolucionar al género o por lo menos dejar de hacer y contar las mismas historas?

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.