Sailor Moon…

Y de repente levanto mi mano y grito:

¡Por el poder del prisma lunar, transformación!

En mi mente se escucha la melodía de cuando la maravillosa Serena, acá en México, se transforma en la increíble Sailor Moon, imaginando que yo soy el que se transforma. (Al final mi video transformándome)

¿Cuál es realmente el argumento de este ánime?

Todo comienza cuando Usagi Tsukino (Serena), una chica de secundaria a la cual no le interesan los estudios, se encuentra con una gata negra con una marca de luna creciente en la frente, Luna, quien le revela que es una poderosa Sailor Scout que debe derrotar a varios enemigos para salvar la Tierra y a la princesa de la Luna.

A partir de ese momento, ella se ve en la obligación de luchar como la justiciera “Sailor Moon” para frustrar los planes del Reino Oscuro, un grupo de villanos que pretenden sumergir al mundo en las tinieblas. Para esto debe hallar al resto de su equipo, otras justicieras como ella misma, junto con el Cristal de Plata, una poderosa piedra mística. Mientras tanto, debe aprender a llevar adelante la difícil doble vida de estudiante/heroína, que alguna vez le pareciera tan sencilla. En su camino, por otra parte, siempre se cruza con otro héroe, “Tuxedo Mask”; un enmascarado cuya identidad desconoce. A Sailor Moon pronto se le unen otras Sailors: Ami Mizuno como la intelectual “Sailor Mercury”, Rei Hino como la apasionada “Sailor Mars”, Makoto Kino como la poderosa “Sailor Jupiter” y por último Minako Aino, mejor conocida como “Sailor V” o “Sailor Venus”.​ Unidas para trabajar en equipo, el vínculo entre las cinco Sailors aumenta, al igual que crece la relación sentimental entre Sailor Moon y Tuxedo Mask.

Sin embargo, más allá de ello, lo que me ha marcado es la gran amistad que crece entre los personajes de la serie, los conflictos de unos chicos cotidianos, que a pesar de que a veces la protagonista pareciera débil y algo boba, cuando se trata de defender a los que ama es entonces cuando saca las uñas, y puede hasta dar la vida, sin pensarlo tanto, por sus queridos amigos.

También, algo más que notorio, es que mas avanzada la serie, se unen más personajes, otras chicas que pareciera son muy “amigas”, Haruka y Michiru. Oh Dios! Era tan lindo verlas juntas, como se protegían la una a la otra. Eso si es amor!

Y cómo olvidar a las sailor stars! Hombres siendo Sailor Scouts ? Ya lo he visto todo.

Ahora, cada que quiero cambiarme de ropa, es inevitable alguna pose de estas al hacerlo.

Ahora si, a transformarse chicas !

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.