#AngolaOutOfCloset:

Despenalización de la homosexualidad en Angola tras 133 años de prohibición.

“Nunca se esquecem as lições aprendidas na dor.”


Proverbio africano

Las personas LGBT+ en Angola tienen retos legales, sociales y culturales que aún les falta experimentar a otros residentes de la comunidad Africana, en este contexto, la homosexualidad es legal desde este pasado miércoles 23 de enero de 2019, cuando entró en vigor el nuevo código penal adoptado por su Parlamento.

En el antiguo Código Penal Angoleño (que permaneció más de un siglo en el país africano), se contemplaban penas de cárcel de 6 meses a 3 años para castigar las relaciones entre personas del mismo sexo pero ahora con el nuevo Código Penal (el primero desde su independencia de Portugal en 1975) no se contempla ninguna condena para las relaciones entre personas del mismo sexo.

Los artículos 70 y 71 del Código Penal proveniente del Código Penal Portugués y enmendado en 1954 contienen una prohibición vagamente redactada contra la inmoralidad pública y actos considerados «contra la naturaleza».

En 2013 la delegación de Angola, respondió al Comité de Derechos Humanos de la ONU sobre discriminación social de las personas en función de su orientación sexual: “El principio de igualdad se encuentra consagrado en la Constitución pero medir la discriminación contra los homosexuales en la sociedad es difícil. Sin embargo, las actitudes culturales están cambiando.”

Tras diversos intentos por reformar el código, en febrero de 2017 el Parlamento aprobó preliminarmente un borrador del nuevo código penal que no contiene disposiciones que prohíban la actividad sexual entre personas del mismo sexo en privado incluyendo también el artículo 197, que penaliza con hasta dos años de cárcel la discriminación laboral basada en la orientación sexual. No obstante a lo anterior también se establece el matrimonio únicamente como la unión entre un hombre y una mujer.

Es importante recalcar que diez países africanos son firmantes de la Declaración sobre orientación sexual e identidad de género de las Naciones Unidas desde que fue presentada en 2008. (Cabo Verde, Gabón, Guinea-Bisáu, Mauricio, República Centroafricana, Ruanda, Santo Tomé y Príncipe, Seychelles, Sierra Leona y Sudáfrica) y ahora Angola se suma en la revocación de leyes que criminalizaban la homosexualidad, sumándose a Trinidad y Tobago que lo hizo en abril de 2018 e India en septiembre del mismo año.

Actualmente 69 países alrededor del mundo criminalizan la homosexualidad mediante diversas figuras legales descalificadoras como la “sodomía” y las “relaciones no tradicionales”, aparte de castigar a las personas LGBT+ bajo leyes relacionadas con la moralidad y el mantenimiento del orden.

Para el caso de África Las relaciones entre personas del mismo sexo son sancionables con la pena capital en Sudán, Somalia y Mauritania.

Afortunadamente se van conociendo signos más liberales hacia la homosexualidad en la sociedad Angoleña con ejemplos como Titica y Jikulumessu.

Titica.- Una de las artistas musicales más populares de Angola, es una transexual que encabeza un creciente estilo de música de fusión rap-techno conocido como kuduro.

Jikulumessu

Jikulumessu.- una telenovela de la televisión estatal emitida en horario de máxima audiencia que abordaba temas sociales como la homosexualidad, la poligamia o la prostitución. En una de sus emisiones, por primera vez, los espectadores veían un beso protagonizado por dos hombres homosexuales.

La única organización LGBT+ legalizada de Angola, Iris Angola, mediante su página de Facebook señalando que: “Todavía tenemos mucho por hacer, pero es importante que celebremos cada logro y este es sólo uno de los muchos que están por venir”.

Por su parte la oficina del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a través del portavoz Rupert Colville, celebró hoy la decisión: «Es un cambio muy positivo”; además destacó que el Gobierno de Angola «ha prohibido la discriminación de las personas por su orientación sexual”.

Aún falta mucho por lograr en Angola pues no hay reconocimiento legal para las parejas del mismo sexo y se debe avanzar sobre los derechos reproductivos, de adopción y de género que esperemos pronto sean alcanzados por los hermanos Angoleños.

POr: José Ramírez

Síguenos en las redes:
error

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.