• Gaymer@gaymers.com.mx
  • Ciudad de México, México
Opiniones
Dragon Ball Super: Broly

Dragon Ball Super: Broly

Han pasado años desde el día en la infancia de los seguidores de Dragon Ball Z (DBZ) que fue testigo de la batalla con el saiyajin legendario, misma que se quedó en la memoria de todos gracias a la película El poder invencible dirigida por Shigeyasu Yamauchi y escrito por Takao Koyama de 1993 donde se presentó una historia donde los guerreros Z enfrentan al saiyajin llamado Broly que posee un poder mayor que el de cualquiera que jamás haya existido y que lo hace acreedor del título del Super Saiyajin Legendario. Y aunque la historia nunca fue considerada parte de la universo oficial de la serie, el personaje se ganó su lugar en la memoria desde entonces apareciendo en dos películas más: El regreso del saiyajin legendario (Shigeyasu Yamauchi, 1993), y El combate final o Bio-Broly (Yoshihiro Ueda, 1994) así como en videojuegos relacionados con el manga y anime, ejemplo de ello fue DBZ: Budokai Tenkaichi distribuidos por Atari en el 2007 entre muchos otros más.

Recientemente ha resurgido la continuación de la historia oficial en el anime y manga con las películas de DBZ: La batalla de los dioses (Masahiro Hosoda, 2013), DBZ: La resurrección de Freezer (Tadayoshi Yamamuro, 2015) y una nueva serie llamada Dragon Ball Super (DBS) todo esto escrito por el mismo Akira Toriyama que es reconocido por todos como el autor de la obra original y distribuida a través de Toei Animation. La serie comienza la transmisión en julio del 2015 y termina en marzo del 2018 cuya trama incluye las dos películas antes mencionadas y más aventuras de Gokú y sus amigos con nuevos personajes, deidades de los distintos universos y batallas llenas de acción y emoción.

El pasado 10 de enero se estrenó en Latinoamérica la película Dragon Ball Super: Broly y que, aunque para muchos la película llegó llena de spoilers (debido a que el estreno en Japón fue un mes antes) fue uno de las películas más esperadas por los amantes de la serie. La dirección estuvo a cargo de Tatsuya Nagamine y la historia fue escrita por Toriyama, tomando el personaje de Broly y reescribiendo su historia por lo que después de más de veinte años se tiene al Super Saiyajin Legendario como parte del universo oficial de la historia de Dragon Ball. Existe mucha información que gira alrededor de la compatibilidad de la trama de la película con los datos ya conocidos, algunas modificaciones e incluso la introducción de personajes a la historia oficial además del antagonista y su padre, pero cuya discusión permanece a criterio del público que ya acudió a salas de cine.

Por otro lado, la película conserva el estilo de animación que han tenido las películas más recientes de la franquicia, resaltando el uso de animación CGI (computer-generated imagery) en escenarios e incluso los personajes y sus movimientos de ataque que llegan a resaltar demasiado al pasar de animación en 3D a la animación tradicional de forma abrupta. Los movimientos están mucho más detallados que las películas clásicas de la serie e incluso mejor que algunos momentos de la serie de DBS y atrapando con la misma emoción que caracteriza la serie, y se agrega además que la cantidad de diálogos así como la complejidad de los mismos se ve reducido considerablemente en comparación de la serie animada dando al espectador los indicios de que han sido recortados a consideración del tiempo de duración la película pero dejando la sensación de ausencia para el desarrollo de la trama.

Los efectos de luz en las escenas de pelea y algunos conceptos de modificaciones del escenario tienen dos puntos importantes que resaltan al espectador, ya que en algunos momentos parece excesivo el uso de ella, pero en otros queda de manera más que adecuada a la gran pelea entre los personajes más poderosos. Otra característica que ayudó a encender la emoción fue la música a lo largo de los enfrentamientos ya que transmite el inicio del suceso que se presenciará con el grito de los peleadores muy al estilo de lucha libre tradicional envolviendo el combate con ansias y emoción. 

En lo que a los personajes se refiere, no hay duda de que se trata de un filme interesante que intenta retomar las personalidades construidas en la serie de DBZ y dejando en el pasado los cambios hechos en la serie concluida el marzo anterior, pero que al mismo tiempo se hace notar la actualización con el propósito de divertir a los más pequeños y reduciendo notablemente la violencia a la hora del combate. La película no presenta nada nuevo en el arte del anime, pero trabajó con la nostalgia de todos los que son o en su momento fueron fieles seguidores de los saiyajines que han salvado la tierra innumerables veces.

Por: Humberto.