Dead by Daylight: la muerte no es una salida

Con el nuevo anuncio de Dead by Daylight (DBD) para la consola Switch, los fans (incluidos nosotros) estamos locos por esta noticia porque el terror se vuelve portátil. En junio del 2016 DBD vio la luz para PC, después de casi un año salió para PS4 y después de unos días en Xbox One, creado por la Behaviour Interactive quien ha ayudado en proyectos como Dirt Rally, Far Cry 3, warhammer 40,000: Eternal Crusade, distribuido por Starbreeze Studios, DBD cuenta con el respaldo de estos estudios siendo conocidos en la industria.

El juego va de 4 sobrevivientes y un asesino, si juegas como sobreviviente tu tarea es arreglar al menos 5 generadores y abrir las puertas de salida sin que te mate el asesino, si juegas como asesino tu tarea consiste en sacrificar a los 4 sobrevivientes. Actualmente cuenta con 14 asesinos, algunos emblemáticos del cine de terror como Michael Myers (Halloween), Junio Sawyer (Leatherface), Freedy Krueger (A Nightmare on Elm Street) , Amanda Young (Saw) además de asesinos originales del juego cada uno con habilidades únicas, nos encontramos con algunos sobrevivientes famosos como Laurie Strode (Halloween) David Tapp (Saw), Quentin Smith (A Nightmare on Elm Street) y 12 sobrevivientes más; cada uno con cualidades únicas desbloqueables en una red de habilidades.

DBD nace del género slasher y es consciente de la herencia que trajo la ola de películas de adolescentes huyendo de un asesino, se convierte en una suerte de corto fílmico en que el jugador se enfrenta a su asesino, dejando de lado la inteligencia artificial y relegando el puesto a otro jugador, siendo la toma decisiones y estilos de juego cruciales para este videojuego. Nos encontramos con un juego que transporta al jugador a una película de slasher y lo enfrenta a situaciones parecidas a una película en que cada decisión cuenta y tiene efectos notables a la hora de huir o ser asesinado.

En este punto y teniendo claro de cómo entender DBD, hace uso de los arquetipos de los protagonistas de las películas de terror, siendo que cada personaje tiene habilidades que responden a su personalidad, y aunque algunas parezcan innecesarias están sujetas al arquetipo del sobreviviente que al hecho de ayudarlo a escapar. De este modo, los asesinos cuentan con sus propias habilidades que no necesariamente tienen su contraparte o un contrapeso con las habilidades de los sobrevivientes, obligando al jugador a crear su propio arquetipo de protagonista con habilidades mezcladas que le permitan escapar. El juego permite al jugador conectar y generar emperal con su personaje a pesar de breve la poca biografía con la que cuenta. Es así como el instinto de supervivencia de jugador genera preocupación por lo que pueda pasarle a su personaje y si logras empatizar con el equipo también logra preocuparte por tus compañeros.

La única y gran falla del del juego se encuentra en sus propios desarrolladores, a pesar de la cantidad de bugs, hitboxs, y el rusheo de habilidades de sobrevivientes, hay una clara ventaja de los asesinos sobre los sobreviviente. Si analizamos este punto y lo comparamos con su primicia salida del cine slasher, podemos aseverar que los sobrevivientes siempre están a merced del asesino, pero este género nos muestra la lucha encarnada del sobreviviente que al final sale victorioso, resultando en un mensaje esperanzador en que siempre habrá algo que el protagonista cuenta y que el asesino por más rápido y fuerte que sea no logrará asesinarlo. A diferencia de las películas, el juego centra todas las ventajas en el asesino y no solo tiene mayor fuerza, velocidad y visión omnipotente, también tiene habilidades que entorpecen el objetivo de los sobrevivientes convirtiéndose en algo más allá que un rival. Si bien lo anterior es una convención del género, está exageración se vuelve frustrante para el sobreviviente, no sólo porque el asesino requiere el mínimo de esfuerzo para matar, sino que se contrapone con las habilidades del sobreviviente y sobre todo en el nivel de exigencia en el uso del mando y el conocimiento del mapa. De este modo ser asesino tiene mayor recompensas con el mínimo esfuerzo, el juego relega a sus protagonistas y  los castiga por ser asesinados. Quisiéramos creer que la ventaja de los asesinos responde un poco a la lógica slasher y no al hecho de que habilidades extremadamente fuertes sólo se puede adquirir comprandolas con dinero real, los creadores tendrían que plantearse si este modelo de ventas es más importante que el juego mismo.

Algunos aspectos positivos del juego se encuentran en el adictivo estilo de juego, eventos constantes y sobrevivientes nuevos cada temporada. Por otro lado, los gráficos no son novedosos, el lag en las partidas a causado por el host llega a ser molesto, adquirir nuevos personajes implica una gran inversión, el tiempo de espera entre partidas es demasiado y aún más si es un grupo de 4. A pesar de todo lo negativo del juego, no podemos dejar de jugarlo y es evidente que el título tiene mucho futuro si los creadores ayudan en la corrección de estos problemas que esperemos sea pronto.

DBD es un juego que combina la acción y el terror, nos recuerda que el género slasher puede sobrevivir en otros medios de entrenamiento y sobre todo le habla a una generación acostumbrada a los videojuegos individuales, cambiando las reglas y recordándonos que el trabajo en equipo siempre será indispensable para sobrevivir. Es un juego que no debe pasar desapercibido si lo tuyo el es terror y disfrutas del cine slasher.


Realizado por: Nk Caballero y Samus Redfiel  

Síguenos en las redes:
error

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.