Binbō-gami ga!

(貧乏神が!, lit. «This Damn God of Poverty!»)

Una chica que siempre a tenido buena suerte durante toda su vida desconoce que esa suerte viene al absorberla de su alrededor, causando un desorden que afecta su entorno. Una diosa del infortunio es enviada a arreglar este desorden, absorbiendo la buena suerte de la chica y regresar el orden.

Dirigido Yoichi Fujita
Escrito Taketo Shimoyama
Música Masashi Hamauzu
Estudio Sunrise
Licencia Madman Entertainment,
Funimation Entertainment,
Manga Entertainment.
Episodios 13

¡Recordemos que al ser esta una mini reseña me veo obligado a dar la alerta de SPOILERS!

Una de nuestras protagonistas es Sakura Ichiko, que gracias a su buena suerte tiene una belleza extrema, gran inteligencia y la salud perfecta; debido a que absorbe la fortuna a su alrededor. Es adorada por los chicos, pero detestada pro las chicas debido a estas características.

La diosa del infortunio Momiji, es quien debe regresar el orden y robarle la buena suerte a Sakura, utilizando todo método posible para lograr enfrentar la buena suerte que ella posee, ¡provocando que todos los planes de Momoji fallen!

La buena fortuna de Sakura tiene un costo, inconscientemente e inevitablemente absorbe la buena fortuna a su alrededor, causando que todo ser vivo que la rodea pierde su fortuna aumentando el infortunio y la manera negativa en la que este afectará sus vidas.

Sakura es una chica que evita tener lazos con otras personas debido a experiencias del pasado, excepto por su mayordomo, que la a cuidado durante toda su vida y a ella realmente le importa mucho. Al notar que le ha robado su fortuna durante todo el tiempo que ellos han convivido y poniendo en riesgo su salud, ella lo despide para así poder alejarlo y poder tener una vida que no se vea afectada por el infortunio que Sakura le ha causado.

Siendo un anime cómico, encontraremos pocos momentos serios en la serie, como: Sakura al notar que afecta a las personas a su alrededor, ella se aleja de otras personas y no crea lazos humanos, y la relación que va a ir desarrollando con Keita; un chico trabajador que siempre está durmiendo durante las clases, debido a que trabaja arduamente para obtener dinero y ayudar a su gran familia.

Al avanzar el anime, se introducen más dioses, como el gracioso (mi favorito :v ) Momo, un dios perro quien se puede transformar en un pequeño perro y pasar desapercibido, forzando a regresar a su forma humana cuando recibe demasiado placer; el cual llega usualmente en forma masoquista.

Lo bueno: Cómica, divertida, momentos inesperados y una trama que llega a tener momentos serios que te permiten sentir empatía por los personajes.

Lo malo: En ocasiones las historias son demasiado aleatorias y a veces se pierde el sentido, y la trama es muy pequeña.

En la escala Sticho le damos un 8/10 es un anime muy divertido para pasar el tiempo, verlo en compañía de alguien que guste de la diversión y momentos aleatorios.

Puedes encontrar su manga el cual cuenta con 16 volúmenes.

¡Gracias por leer esta minireseña! ¡Esperen la siguiente 😉 ¡

Por Stitch.

Revisión: Charlie Santibáñez

Síguenos en las redes:
error

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.