Rumbo a la 41 Marcha del Orgullo LGBT+: Isaac Newton

Newton es, uno de los más grandes de la ciencia de todos los tiempos, así como uno de los más grandes genios en la historia de la humanidad. Asentó las bases de la mecánica clásica con sus tres leyes de movimiento, formuló la ley de la gravitación universal, padre del cálculo, entre grandes aportes a la ciencia y la humanidad; tuvo una vida personal muy particular.

En su lecho de muerte, Newton le confesó a su amigo íntimo Voltaire que “[…] nunca he tenido relaciones sexuales; soy, pues, casto”. Claramente, Voltaire se encargó de difundir por toda Europa la noticia de que Newton murió virgen, con lo que el mito sobre él se acrecentó. A la luz de una inspección rápida actual sobre éste hecho, uno podría pensar que Newton fue, por tanto, asexual. Sin embargo, revisando más a detalle su vida, descubrimos que no fue así.

Newton nunca se casó ni tuvo relaciones con ninguna mujer durante su edad adulta y, como hoy en día, eso es suficiente para que muchas personas crean que no estaba interesado en el sexo opuesto. Aunque tal vez esto no sea del todo cierto.

Cuando cumplió doce años Newton fue enviado a estudiar a una escuela de enseñanza secundaria en Grantham, alojándose mientras duró su educación en casa de un farmacéutico, el señor Clarck.

Fue en esta época cuando Newton construyó la mayor parte de sus artilugios, como una maqueta funcional de un molino de viento, o una cometa con un farolillo que hizo volar de noche. Durante su estancia compartió techo con la hija del señor Clarck, Catherine Storer.

No hay pruebas de que realmente sucediese algo entre ellos, incluso hay quien dice que Newton inventó esta historia para evitar demasiadas habladurías sobre su vida personal, parece que no lo consiguió. En cualquier caso cuando llegó a Cambridge está claro que olvidó completamente a Catherine.

Newton accedió a una plaza en el Trinity College el 8 de julio de 1661 con 18 años de edad. Su madre se negó a sustentarle más gastos que los estrictamente necesarios, por lo que inicialmente fue un sub becario en la Universidad de Cambridge, que era la categoría más baja que podía tener un estudiante. Eso implicaba que debía trabajar como sirviente (casi esclavo) para los estudiantes de mayor rango, haciendo tareas como vaciar los orinales, y con unas connotaciones sociales muy negativas.

Pero a pesar de esta situación Newton tuvo bastante suerte, ya que fue asignado como ayudante de un amigo suyo, llamado Humphrey Babington, que no forzó en absoluto las relaciones amo-criado con Isaac, a pesar de esto cambió de compañero y decidió compartir aposentos con otro estudiante llamado Nicholas Wickins.

Durante veinte años estuvieron compartiendo aposentos, lo que hace pensar que se encontraban muy a gusto juntos. Realmente no hay pruebas de que su relación se consumara físicamente, aunque tampoco hay pruebas de que no lo hiciesen.

Su ruptura fue repentina cuando Wickins pasó a ocupar un cargo como vicario, y una vez separados tan solo intercambiaron un correo bastante impersonal sobre el reparto de Biblias.

Horatio Fatio de Duillier fue un joven matemático suizo con el que se relacionó a Newton entre los años 1689 y 1693. El ascenso de Fatio de matemático desconocido a miembro de la Royal Society se debe, no sólo a la influencia de Newton, sino que también fue importante el papel que tuvo develándo a Guillermo de Orange la existencia de un complot en su contra; por lo que fue le fue ofrecido un puesto como profesor. Fatio de Duillier en lugar de aceptarlo, usó su nueva influencia para viajar a Londres, donde además de ser aceptado como miembro de la Royal conoció a Newton.

Esto supuso el fin de su ascenso social, de ser un brillante matemático en Europa pasó a ser el «chico de Newton» en Inglaterra. Se conserva correspondencia entre Newton y Fatio indicando que el trato que mantenían era de una cercanía mayor a la habitual entre dos caballeros ingleses. En una de estas cartas Fatio le decía a Newton:

Desearía vivir toda mi vida, o la mayor parte de ella, contigo.

En junio de 1693 la relación se terminó abruptamente y Fatio regresó a los Paises Bajos, rompiendo todo contacto con Newton durante algún tiempo.

Después de haber sido profesor durante cerca de treinta años, Newton abandonó su puesto para aceptar la responsabilidad de Director de la Moneda en 1696. Durante los últimos treinta años de su vida, abandonó prácticamente sus investigaciones y se consagró progresivamente a los estudios religiosos. Fue elegido presidente de la Royal Society en 1703 y reelegido cada año hasta su muerte. En 1705 fue hecho caballero por la reina Ana, como recompensa a los servicios prestados a Inglaterra.

Los últimos años de su vida se vieron ensombrecidos por la desgraciada controversia, de envergadura internacional, con Leibniz a propósito de la prioridad de la invención del nuevo análisis, Acusaciones mutuas de plagio, secretos disimulados en criptogramas, cartas anónimas, tratados inéditos, afirmaciones a menudo subjetivas de amigos y partidarios de los dos gigantes enfrentados, celos manifiestos y esfuerzos desplegados por los conciliadores para aproximar a los clanes adversos.

Después de una larga y atroz enfermedad, Newton murió durante la noche del 20 de marzo de 1727, y fue enterrado en la abadía de Westminster en medio de los grandes hombres de Inglaterra.

Con información de:

http://niklasbloemer.blogspot.com/2016/05/rostros-isaac-newton.html
https://www.vix.com/es/btg/curiosidades/4026/era-newton-gay
https://adeprin.home.blog/2017/08/10/10-aportaciones-de-isaac-newton-la-ciencia-y-fisica/

Síguenos en las redes:
error

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.